Ataques a Wifi y técnicas de defensa

Ataques a Wifi y técnicas de defensa - Diario de Emprendedores

Si bien la llegada de internet lo cambió todo, lo que más destaca es el Wifi, que permite una conexión inalámbrica sin la necesidad de utilizar un cable.

Este no se ha mantenido libre del todo, ya que los hackers han encontrado en el Wifi una parte vulnerable para empresas y usuarios.

Y es que solo basta con pensar qué pasaría sin un banco, por ejemplo, viera vulnerada su red Wifi en sucursales o si una escuela perdiera su conexión a internet por un hackeo.

Es por ello que aquí te contaremos todo lo que debes saber sobre los ataques Wifi y sus técnicas de defensa.

¿Qué son los ataques a redes Wifi?

Los ataques a las redes Wifi, como su propio nombre indica, son un tipo de cíber ataque dirigido en especial a las redes de conexión a internet inalámbricas.

Esto tiene como objetivo hacer que los datos de la red se vean vulnerados o que la misma se caiga y dificulte la conexión a internet.

Dependiendo de la red Wifi, el usuario (empresa o doméstico) y el nivel de seguridad es el ataque que la red suele recibir.

Las redes Wifi más protegidas, como las de una empresa, suelen recibir ataques más intensos.

Los 3 niveles de seguridad y sus lados débiles

La red Wifi cuenta con 3 niveles de seguridad: WEP, WPA y WPA2. Cada uno de estos niveles posee su propio flanco débil, es por eso que aquí te contaremos cuál es el de cada uno.

WEP

El protocolo WEP fue el primer mecanismo de seguridad que apareció para proteger nuestras redes Wifi.

Al ser de los más antiguos, rápidamente los hackers lograron vulnerarlo además de que el algoritmo del WEP era muy simple, por lo que hasta un aficionado podía vulnerarlo.

WPA

Este mecanismo surgió como una transición para que la seguridad pasara a un nuevo nivel.

Si bien el WPA ofrece mayor protección, también tiene su propio lado débil en el código, ya que algunos hackers lograron vulnerarlo para inyectar virus o programas maliciosos para vulnerar las redes de internet.

WPA2

Si bien este nivel de seguridad es mucho mejor que el anterior, el WPA2 tiene un riesgo: la contraseña.

Esto es debido a que muchos usuarios suelen cambiar la contraseña por una más sencilla, la cual es mucho más fácil de vulnerar comparada con las que vienen por defecto por parte de los proveedores.

Las 5 formas más comunes de ataque Wifi

Según los expertos, estas son las cinco formas más comunes de hackeo.

Dispositivos robados o antiguos

Este punto aplica sobre todo en empresas, ya que cuando suelen cambiarse dispositivos o un empleado es despedido pocas veces se olvida la red Wifi, lo que puede ser una forma simple de hackeo si la persona conoce sobre redes.

Espionaje de usuario a usuario

Un usuario o un simple invitado mal intencionado puede realizar un hackeo de tu red wifi con la finalidad de espiar a otro usuario, desde su compañero hasta el jefe de la empresa.

Este punto es una parte crucial a prevenir dentro de los consejos para proteger la red wifi de tu empresa.

Secuestro de sesiones

Hay hackers avanzados que tienen la habilidad de hackear redes Wifi para después hackear cuentas y así secuestrar sesiones.

Esto lo pudimos ver, por ejemplo, en una serie de ataques cibernéticos a empresas en las que secuestraban sus ordenadores y los liberaban por un pago.

Puntos de acceso falsos

Este tipo de ataque es un poco más complejo y requiere una conexión a un router o punto de acceso.

El principal riesgo está en que, de crear un punto de acceso falso, se puede vulnerar toda la red y dejarla completamente abierta.

Negación de servicio

Por último, hay ataques enfocados en tirar por completo la conexión a internet bloqueando el acceso a este servicio.

Estos son los más molestos, ya que afectan en su totalidad a cualquier red y aparato conectado a ella.

Ataques a Wifi y técnicas de defensa - Diario de Emprendedores

¿Cómo puedo proteger a mi red Wifi?

Existen formas en las que puedes proteger a tu red wifi de forma efectiva. Aquí te contaremos las cinco mejores según los expertos:

Crear una contraseña adecuada

Aprender a crear una red Wifi segura debería ser una habilidad enseñada en la escuela.

Y es que una buena contraseña Wifi reducirá el riesgo de hackeo de nuestra red, además de que evitará que otros usuarios puedan adivinarla y así roben nuestros megas de servicio.

Borrar contraseñas de dispositivos

Si planeas cambiar de móvil, antes de venderlo o regalarlo asegúrate de borrar todos los datos de tu Wifi.

Lo mismo sucede si decidiste despedir a un empleado o reemplazar un ordenador, ya que muchas veces dejamos la contraseña del internet y eso podría hacer más fácil el vulnerar nuestra red

Cambiar la contraseña de manera periódica

Algunos expertos en ciberseguridad recomiendan cambiar de forma periódica nuestra contraseña de internet por una que sea segura y difícil de hacker.

Esto tiene la finalidad de reducir las posibilidades de que un hacker logre adivinarla o vulnerarla mediante técnicas de desgaste o que impliquen mucho tiempo.

Usar dispositivos de alta seguridad

Existen modelos de router que cuentan con tecnología avanzada para reducir el riesgo de hackeo.

De igual forma, podemos encontrar servicios como los VPN, los cuales se encargan de crear escudos de protección al conectarnos a internet.

Un buen software

Por último, contar con un buen programa anti malware o antivirus puede ser una buena forma de proteger tanto a nuestra red Wifi como dispositivos.

Hoy en día, hay muchas opciones en el mercado, incluso puedes comprar software anti-malware con descuento por lo que la inversión no es tan alta.

Ahora que ya conoces cuáles son las principales formas en las que pueden hackear tu Wifi y también como puedes protegerlo, ya no hay pretextos para no tomar la ciberseguridad como parte fundamental de tus hábitos al conectar y navegar por internet usando Wifi en tu casa o empresa.

Fuente del artículo

Related Articles

Responses

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *